Problemas en la CAPACH no podrán resolverse sin el respaldo ciudadano

Agencia IRZA

Fernando Polanco Ochoa/IRZA
Chilpancingo, Gro.-
El alcalde Antonio Gaspar Beltrán aseguró que ninguna administración, sea del partido que sea, podrá resolver la escasez de agua si la Comisión de Agua Potable y Alcantarillado de Chilpancingo (CAPACH) no cuenta con el respaldo social.

Señaló que mientras a la CAPACH le cuesta millones de pesos hacer llegar al agua a la capital, la mayoría de los usuarios no son puntuales con sus pagos, y por eso anunció “mano dura” contra los morosos.

Durante la conmemoración del Día Nacional del Agua, Gaspar señaló que el organismo operador de agua del municipio de Iguala cobra hasta de más. “Ya sé cómo le hizo: puso mano dura nada más. Quien no pague el agua, se le corta el servicio, así de sencillo”.

“Esas son medidas antipopulares, yo lo sé, pero desde hoy, yo anuncio que me descarto para cualquier cargo público (en 2021). Yo no quiero terminar como un presidente tradicional que por no tomar las medidas necesarias sigue viendo cómo su municipio va al declive”, afirmó.

Añadió: “No estoy aquí en espera de ganarme un aplauso fácil, en espera de recibir elogios. He recibido críticas y las he asumido como tal, porque el pueblo tiene derecho a manifestarse, pero también a cumplir con la responsabilidad que le corresponde, (porque) el agua es de todos (sic)”.

Acompañado por Arturo Palma Carro, director de la Comisión de Agua Potable, Alcantarillado y Saneamiento del Estado de Guerrero (CAPASEG), quien acudió en representación del gobernador Héctor Astudillo Flores, el alcalde enfatizó que la solución al problema del agua “no es un tema de voluntad política, de sensibilidad o de experiencia para gobernar; es un tema de dinero, de problemas financieros”.

Soltó entonces: “Es un problema que vamos a tener y aun así llegue a gobernar el PAN, Morena o el PRI nuevamente, mientras no hagamos conciencia ciudadana de que tenemos que hacernos responsables socialmente de ese organismo (la CAPACH), venga quien venga no podrá solventar la carencia que aquí se vive. Son 8 millones de pesos los que se necesitan (mensualmente) para el mantenimiento del organismo y únicamente genera 3.5 a 4 millones; tenemos déficit de 4 millones”.

Todo esto porque no ha habido gobiernos municipales “con visión de futuro, con responsabilidad y compromiso social, que tengan altura de miras y compromiso de llevar a mejores estándares de vida y de calidad en el agua”.

Insistió que a la Comisión Federal de Electricidad (CFE) se le debe pagar mensualmente 5 millones de pesos por el consumo de energía para el bombeo de agua desde los sistemas de captación, dinero que no reúnen por pago de consumo. “Así como en tu casa la CFE te corta la luz, así también nos hace a nosotros, nos corta la luz”, expuso.

El alcalde Gaspar reiteró que a partir a principios de abril comenzará a operar un programa emergente de distribución de agua a través de 10 pipas, 5 del Ayuntamiento y 5 de la CAPASEG.

Cabe mencionar que en este evento externó un reconocimiento público a Irma Lilia Garzón Bernal, directora de CAPACH, por “aguantar” la situación difícil y adversa que enfrenta la paramunicipal en materia financiera.

Recordó que al inicio de su gobierno, cuando anunció que designaría en esa área a una mujer, recibió cientos de críticas y que le sugirieron que designara a un ingeniero, pero al respecto, soltó: “perdónenme los ingenieros, pero ya han estado toda la vida manejando la CAPACH y, que yo vea, no han dejado resultados que nos tengan en primer nivel”.

Comentarios