Comisarios de comunidades de la Sierra envían ultimátum a AMLO: o cumple o toman carreteras

F-2-Comisarios Sierra-IRZA

- Aseguran que dejaron de sembrar amapola a cambio de apoyos

- Pero que los beneficios de programas sociales no les llegan

Capulines, Gro.- Comisarios de 27 comunidades de la Sierra de Filo Mayor envían un ultimátum al gobierno del presidente Andrés Manuel López Obrador, para que cumpla con su promesa de ayudarles con programas sociales ahora que dejaron de sembrar amapola, y advirtieron que en caso de que incumpla, bloquearán carreteras en Guerrero.

Los comisarios de esas localidades se reunieron en una asamblea general -este jueves- en esta comunidad perteneciente al municipio de Heliodoro Castillo, distante a cuatro horas de camino de terracería desde la cabecera municipal (Tlacotepec), reunión en la que acordaron dar un plazo de 20 días al gobierno federal para que cumpla su promesa hecha en la primera semana de junio, en una reunión que sostuvieron en Acapulco.

Esa ocasión sostuvieron una reunión con el gobernador Héctor Astudillo Flores y el delegado único del gobierno federal, Pablo Amílcar Sandoval Ballesteros, a quienes les plantearon las necesidades de empleo, proyectos productivos y apoyo al campo para esas localidades serranas de los municipios de Leonardo Bravo, Heliodoro Castillo y San Miguel Totolapan.

A cuatro meses de ese encuentro, aseveraron que ninguno de los compromisos que establecieron con las autoridades se ha cumplido, lo que ha provocado una severa crisis económica en más de 50 mil familias de esa zona de la entidad.

En la asamblea estuvieron los comisarios de las localidades de Chicahuales, Los Hoyos, Pandoloma, Otatlán, Santa Elena, La Tuna, El Frío, Parrales, Margaritas, Campo Morado, Chilpancinguito, Saucitos, Renacimiento, Agua Zarca, Pueblo Viejo, Tejamanil, Las Juntas, El Durazno, San Vicente, La Primavera, Primaverita, Hornos, Parrales, El Derrumbado, Puerto Amate, Puerto Colorado, entre otras.

El comisario de Margaritas, Esteban Arellano González, dijo que en aquella reunión Sandoval Ballesteros les pidió que a cambio de proyectos productivos los campesinos dejaran de sembrar amapola y que esto lo han cumplido. "Dejamos de sembrar enervantes, pero no ha habido respuesta a nuestras peticiones de empleo y proyectos productivos para poder vivir de algo".

Arellano González aseveró que, de los 50 mil productores de amapola en la Sierra, sólo el 20 por ciento continúa en esa actividad ilícita. "La gente dejó de sembrar amapola en este temporal, hay algunas partes donde todavía la siembran, pero es muy poca la gente que lo hace. Nosotros hemos cumplido y no vemos claro".

Se quejó que haya actividades de fumigación del Ejército en la Sierra. "No queremos que venga el helicóptero a fumigar porque está contaminando nuestros manantiales".

Dijo que plantearon al gobierno de López Obrador que les ayude para la siembra de tomate y jitomate, además de que haya un programa emergente de reforestación que dé empleo temporal a los campesinos que han dejado de sembrar amapola.

Explicó que en la temporada de incendios forestales se incendió el cerro de Teotepec, que es considerado uno de los más altos de la entidad. "Se quemó el pulmón verde de Guerrero y es del que baja el agua a la Costa Grande y parte de los pueblos bajos de la Sierra. Se necesitan recursos para reforestar esa zona; queremos reforestar la Sierra, pero no se ha acercado el gobierno federal".

Afirmó que debido a esa crisis económica en la Sierra, "la gente se ha ido; por ejemplo, había comunidades de 120 personas y sólo quedan 38 gentes, estamos muy mal y urgimos al gobierno que nos cumpla y respete a la gente de la Sierra" (sic).

Patricio Benítez Moso, comisario de La Primavera, le pidió a López Obrador que venga a la Sierra para que constate la crisis que están pasando las familias de la zona. "Damos un plazo de 20 días para que cumplan lo que prometieron, si no nos cumplen, vamos a actuar de mala fe y no queremos afectar a terceros, nos estamos atrancando, pero ya nos cansamos".

No descartó que se vayan a movilizar si el gobierno no cumple su palabra. "Nos van a ver llegar a la capital o la autopista. Estamos viviendo una situación muy difícil, en las reuniones nos dejan números de teléfono para ver el avance de los acuerdos, pero no nos contestan y la gente se está cansando; la población nos trae a raya y nos exige que hagamos algún movimiento".

Isaías García, comisario de Campo Morado, señaló que tan sólo del Programa de Fertilizante Gratuito, unos mil 500 campesinos no recibieron el insumo. "Al presidente López Obrador, su gente que trabaja con él no le ayudan, no sirven y estamos cansados que nos quieran ver la cara" (sic).

Zenón Barragán Hernández, comisario de El Derrumbado, se quejó además de que ahora a los campesinos les quieren cambiar el pago del Procampo al municipio de Leonardo Bravo (Chichihualco). "No estamos de acuerdo, le exigimos al gobierno federal que no vaya a cambiar el lugar de pago y que nos atienda como debe ser".

De la localidad de Capulines, la señora Julita Barragán Ixtla también se quejó porque los nuevos lineamientos de lo que era Prospera han cambiado y han dejado fuera de los beneficios a centenares de madres de esos 27 poblados. "Hay exclusión social, porque tenemos que ir a cobrar a Tlacotepec y para mantenernos en el programa nos piden certificado médico de un hospital general y debemos ir hasta Chilpancingo, a siete horas de camino. Exigimos que respeten el padrón de beneficiarios y que sigan pagando como antes, en nuestras comunidades".

Los comisarios dijeron que si en 20 días el gobierno federal no da muestras concretas de apoyo para esas localidades en crisis económica por la falta de empleo, van a bajar hacia la capital del estado a realizar acciones de protesta.

Comentarios