Contexto Político por Efraín Flores Iglesias: La intolerancia de Morena y la 4T

A partir del 1 de diciembre de 2018, los dirigentes de Morena y los funcionarios federales se volvieron intolerantes a las protestas y a la crítica en las benditas redes sociales. Tienen la piel muy delgadita. Con poquito se enojan. No aguanta nada de nada.

Cuando eran oposición eran los primeros en salir a las calles para cuestionar los errores que cometían los gobiernos emanados del PRI y el PAN. Y en las redes sociales, ni se diga. Se lanzaban con todo. Durante seis años no bajaron de “pendejo” a Enrique Peña Nieto.

Ahora que Andrés Manuel López Obrador es presidente de la República –cargo que buscó durante 18 años– se indignan si los campesinos de Guerrero protestan para reclamar fertilizante.

Los campesinos están en su derecho de reclamarle al gobierno federal su falta de palabra de entregar el fertilizante antes de la temporada de lluvias y de la siembra de maíz. No protestan ni se asolean por gusto. Lo hacen porque necesitan urgentemente el abono.

Hay quienes sembraron desde hace varias semanas, sobre todo, en los pueblos de la Sierra.

A los funcionarios federales y a los legisladores de Morena se les hace fácil echarle la culpa de la crisis del fertilizante al gobierno del estado, con tal de justificar su insensibilidad y novatez.

Recordemos que con la llegada de López Obrador en la Presidencia de la República, éste se comprometió en asumir el costo y la operación del Programa de Fertilizante Gratuito en Guerrero, pero queda claro que sus colaboradores lo dejan mal parado ante los campesinos, especialmente Pablo Amílcar Sandoval Ballesteros y Jorge Gage Francois.

Hay quienes piden paciencia a los hombres del campo, asegurando que el fertilizante llegará, aunque sea hasta el 15 de julio, pero llegará. ¡Zas!

El campo no puede esperar mucho tiempo y la tardanza en el reparto del fertilizante ocasionará otro problema más grave: crisis alimentaria. Y todo porque desde la comodidad de un escritorio, Pablo Amílcar Sandoval y Jorge Gage determinaron que los siervos de la nación depuraran el padrón de beneficiarios del fertilizante de manera irresponsable.

Cuando el programa era manejado por el gobierno del estado, el abono llegaba a tiempo a los campesinos. Hace un año, por ejemplo, el gobernador Héctor Astudillo Flores arrancó este programa en la región Centro, el 28 de marzo.

Los campesinos no se quejaban ni tomaban carreteras ni la Autopista del Sol como lo hacen ahora, ya que el fertilizante les llegaba a tiempo. Eran otros tiempos, pues. Lo único que demuestra el gobierno de la ‘Cuarta Transformación’ es su desprecio a los campesinos de Guerrero.

Desde la comodidad de sus escritorios o con un teléfono celular en la mano, la burguesía pejista o la nueva mafia del poder manifiestan su repudio hacia los campesinos que realizan protestas contra del gobierno federal, a quienes acusan de ser manipulados por el PRI y el PRD para afectar a López Obrador. Lo que ellos quisieran es que los campesinos se quedaran callados y con los brazos cruzados a esperar a que les llegue el abono en sus pueblos.

Insisto, si el problema le hubiese estallado a un gobierno emanado del PRI o del PRD, los dirigentes de Morena serían los primeros en bloquear carreteras y tomar edificios públicos.

Luego entonces, no les queda de otra que aguantar vara (críticas) y exigir mejor a sus representantes a cumplir con la entrega del fertilizante, ya que el problema no solamente afecta a campesinos que militan en el PRI, el PRD o el PAN, sino también a campesinos que militan o votaron el año pasado por Morena, con la esperanza de que las cosas serían mejor.

Queda claro que no es lo mismo ser borracho que cantinero.

ENTRE OTRAS COSAS… Para Adela Román Ocampo, el paro que cuatro secciones realizan desde hace cuatro días en el Ayuntamiento de Acapulco es ilegal.

“Es un paro ilegal, es inconstitucional, sólo los paros laborales los puede dar el patrón cuando hay exceso de producción, y no es una huelga porque no hemos sido emplezados a huelga. Yo siempre he estado en la mejor disposición de llegar a un arreglo, nos mandaron desde octubre un pliego petitorio, pero no podíamos dar una respuesta hasta que nos aprobaran el presupuesto”, señaló este jueves en entrevista.

Lo importante es que la alcaldesa porteña está en la mejor disposición de dialogar con los inconformes para llegar a un buen acuerdo.

Comentarios: E-mail: efrain_flores_iglesias@hotmail.com; Facebook: Efraín Flores Iglesias; Twitter: @efiglesias