Más que críticas, CAPAMA requiere un rescate financiero: Ilich Lozano Herrera

Acapulco, Gro., octubre 12 de 2017 (IRZA).- El síndico procurador de este municipio, Ilich Lozano Herrera, señaló que la Comisión de Agua Potable y Alcantarillado de Acapulco (CAPAMA) requiere un rescate financiero de 170 millones de pesos, y no sólo críticas y acusaciones que en nada ayudan a mejorar el servicio que se ofrece a la población acapulqueña.

El edil perredista enfatizó que la enorme deuda que mantiene el organismo con la Comisión Federal de Electricidad (CFE) sólo podrá resolverse con la ayuda financiera del gobierno federal, debido a que prácticamente todos los ingresos que obtiene son destinados para “medio cubrir ese adeudo histórico” de luz.

“Capama tiene equipos viejos que le generan un problema con el consumo de luz, provocándole un gasto increíble, y que prácticamente obliga a reinvertir el dinero que se cobra en pagar ese servicio; es decir, todo lo que se cobra en la ciudad se utiliza para el servicio de energía eléctrica”, precisó.

Recordó además que “la enorme deuda que actualmente tiene CAPAMA no surgió durante la presente administración, pero para algunos tal parece que sólo fuera una responsabilidad actual y no un problema que se gestó desde hace muchos años y que ahora está en una situación grave”.

“Hay que recordar que cuando vinieron los huracanes ‘Ingrid’ y ‘Manuel’, la gente no pagó durante todo un año el agua en Acapulco, lo que profundizó el problema del agua en la ciudad porque el gobernador en ese entonces, Ángel Aguirre, junto con el alcalde en turno, determinaron que no se cobrara el servicio porque las circunstancias así lo ameritaban”, abundó.

Consideró, empero, como “oportuno y sano que se apliquen auditorías” al organismo del agua, porque con ese diagnóstico se pueden negociar convenios que le permitan disminuir los adeudos que mantiene principalmente con la CFE, además de proceder a la venta de “chatarra” que tiene CAPAMA, con el objeto de generar ingresos extras y cobrar los últimos dos años a los clientes morosos, para que además de regularizarlos se pueda acceder a mayores ingresos.

Finalmente dijo que el organismo requiere también una fuerte inversión para sustituir toda la tubería vieja y en mal estado en gran parte de la ciudad, y por lo cual se generan constantes fugas que impiden mantener un suministro permanente del vital líquido a la mayoría de hogares acapulqueños. (www.agenciairza.com)

Comentarios