Poco a poco retiran piedras y tierra que obstruyen caminos en la región Montaña

Copala, Gro., septiembre 15 de 2017 (IRZA).- Entre los estragos que dejó el huracán “Max” está la obstrucción de la carretera Acapulco-Pinotepa Nacional, Oaxaca, a la altura de kilómetro 112, en donde rocas y tierra se desprendieron de la ladera de un cerro, pero este viernes, luego de horas de faena, una brigada de trabajadores retiró parcialmente los materiales y decenas de vehículos que estaban varados en uno y otro lado de esa vía pudieron continuar su camino.

En Ayutla fue desfogada controladamente la presa Revolución para evitar que se desbordara y que el agua causara daños a su paso por comunidades tanto de San Marcos como de Cruz Grande.

Juan Carlos Molina Villanueva, alcalde de San Marcos, dijo que fue informado de que “Max” causó afectaciones en sembradíos de maíz y frutales en comunidades cercanas al mar, como Medanitos, Pata de Perro, San José Guatemala, Las Ramaditas, El Dorado, Laguna de Tecomate y Pesquería, entre otras, por lo que los campesinos dueños de esas plantaciones recurrirán a la Secretaría de Agricultura (Sagarpa) para reclamar el pago del seguro contra desastres naturales. 

Otro reporte indica que brigadas de obreros ya retiran piedras y tierra que se desprendieron sobre caminos en los municipios de Tlacoapa, Atlixtac, Iliatenco, Cochoapa, Metlatónoc y Tlapa, en la región Montaña, para permitir la circulación de vehículos. (www.agenciairza.com)

Comentarios