Bloquean la México-Acapulco en exigencia de justicia por asesinato de joven embarazada

Fabián Trigo/IRZA
Mezcala, Eduardo Neri, Gro., agosto 21 de 2017 (IRZA).-
Pobladores de Mezcala bloquearon la carretera federal México-Acapulco, a la altura de esa población, para exigir justicia por el presunto ultraje y consumado asesinato de una joven de 21 años que tenía dos meses de embarazo, en hechos ocurridos la noche del sábado, al parecer a manos de su novio.

El bloqueo inició alrededor de las 4:00 de la tarde de este lunes, encabezado por familiares de la joven asesinada, identificada como Dulce Adilene, quienes exigieron la presencia de personal de la Fiscalía General del Estado para que realice las diligencias del homicidio.

Además de que también exigieron que la Fiscalía se llevara al Centro de Readaptación Social (Cereso) al presunto homicida que fue detenido por la Policía Comunitaria, identificado como Luis Antonio N, de 22 años, para que se le inicie un proceso penal, así como que ordenen que el cuerpo de la joven que no ha sido sepultado lo trasladen al Servicio Médico Forense para que le practiquen la necropsia y conocer los resultados que podría ser pruebas en contra del presunto delincuente.

Para las 6:40 de la tarde, los pobladores decidieron abrir el paso a los vehículos para desahogar el congestionamiento y pudiera llegar a ese punto el personal de la Fiscalía General del Estado, quienes estaban atorados por el bloqueo.

Agripino Estrada Carrera, padre de la joven asesinada, dijo que el sábado por la noche su hija salió de su casa a cargar una memoria USB (Universal Serial Bus), pero ya no regresó.

Comentó que el domingo, a un costado de la escuela primaria José Vasconcelos de Mezcala, frente a las instalaciones de una constructora, encontraron el cuerpo de su hija asesinada a golpes y pedradas, sitio que se encontraba acordonado por militares.

Denunció que el agente del Ministerio Público del Fuero Común se negó a recibir su demanda porque en un primer momento, por el dolor, se opusieron a que se llevaran el cuerpo de su hija y fuera trasladado al Servicio Médico Forense, pero con el pueblo entero “pedimos que se hagan los trámites correspondientes” y se haga justicia para evitar que este tipo de actos se repitan en esa comunidad.

“Queremos hacerlo todo por medio de la ley”, aunque aceptó que, cuando fue detenido por policías comunitarios y encerrado en la Comisaría el presunto responsable del asesinato de su hija, ganas no le faltaron de hacer justicia con su propia mano junto con el pueblo, pero “no queremos que no haya vuelta de hoja”.

“Ahorita que es tiempo, queremos que la ley nos haga justicia. Que se presente el MP y que nos retome el caso”, dijo Agripino Estrada.

Aseguró que el detenido “confesó solo y en segunda, tiene rasgos de violencia”, razón por la que tiene la certeza de Luis Antonio es el asesino de su hija.

“Está rasguñado de su cara, de su pecho”, dijo.

A las 8:00 de la noche, personal de la Fiscalía acudió al domicilio de la joven asesinada en la colonia Sedatu y un agente del Ministerio Público abrió la carpeta de investigación y peritos realizaron las diligencias, así como personal del Semefo sacó el féretro con el cuerpo de la chica de la vivienda y lo trasladaron a sus instalaciones en Chilpancingo, donde le practicarían la necropsia.

En la Comisaría se reunió la población, donde arribaron elementos del Ejército Mexicano, de las policías del Estado y Ministerial, sitio donde constataron que a las 9:00 de la noche, policías comunitarios les entregaron al presunto asesino y escoltado lo trasladaron al Cereso de la capital, donde se le iniciarían un proceso penal. (www.agenciairza.com)

Comentarios