Pretenden que la hotelería informal pague 3% de impuesto sobre la renta de cuartos

Acapulco, Gro., julio 13 de 2017 (IRZA).- Guerrero busca convertirse en la segunda entidad de México que obligaría al pago de impuestos sobre hospedaje a quienes promueven la oferta extra hotelera informal a través del internet, como es el caso de la empresa multinacional Airbnb.

La Asociación de Hoteles y Empresas Turísticas en Acapulco (Aheta), que aglutina a unas 275 empresas con mayor representatividad en este destino playa, trabajan en una iniciativa para que, en la próxima Ley de Ingresos, se aplique el cobro del 3 por ciento al hospedaje a quienes ofertan este servicio de manera desleal y en contra de la hotelería formal que ya paga ese impuesto.

“Consideramos que portales donde se oferta la contratación de hospedaje a bajo costo, como es el caso de Airbnb, representan una depredación contra la actividad hotelera formal, porque operan como una competencia desleal, y si no se hace algo al respecto se corre el riesgo de que muchos hoteleros también pasen a la informalidad”, señaló Jorge Laurel González, presidente de Aheta.

Pero reconoció que esta afectación no es exclusiva de los destinos turísticos de Guerrero, sino que también se presenta en otras ciudades importantes como Miami, Nueva York y Barcelona. La diferencia es que en esos sitios “ya se logró regular esa situación mediante la aplicación de tasas impositivas al momento de aplicar la venta”.

Recientemente, el gobierno de la Ciudad de México firmó un convenio con Airbnb para que a partir del 1 de junio se comience a cobrar el 3 por ciento de impuesto por alojamiento en cada reservación de cuartos que se realice en la capital del país, con lo que se convirtió en la primera entidad de América Latina que logró semejante acuerdo.

El presidente de Aheta advirtió que si no se atiende con seriedad y prontitud una regulación sobre la venta de “hospedaje a bajo costo”, no resultaría nada extraño que a corto plazo muchas hospederías apostaran a pasar a la informalidad, con lo que dejarían de pagar impuestos.

Citó como ejemplo sobre dicha “competencia desleal”, que tan sólo en Acapulco existe un promedio de 22 mil habitaciones para ofertar de manera formal una estancia y, en contrapartida, a través de startup como Airbnb se promueven hasta unas 250 mil propiedades de alojamiento que no pagan ningún tipo de impuestos al gobierno.

“Se trata de casas, departamentos y condominios que representan una competencia desleal para el servicio de hotelería establecido y que sí cumple con el pago de impuestos, servicios y salarios como lo establece la ley”, abundó.

Y dijo más: “Aheta trabaja en una iniciativa de Ley para presentársela al gobernador Héctor Astudillo y lograr que a través del Congreso se homologue el pago del 3 por ciento de impuesto sobre hospedaje”.

De acuerdo con el hotelero, la plataforma Airbnb ha observado un crecimiento del 250 por ciento tan sólo en Acapulco, durante los últimos tres de los seis años que tiene como operadora para la contratación de alojamiento a bajo costo, pero sin pagar al fisco. (www.agenciairza.com)

Comentarios