La Columna de angel irra carceda

 

 -Sensatez del gobernador.

-Imprudencia de otros.

-Comparecencia de Pedro Almazán.

-¿Y qué con Xavier Olea?

El domingo en Costa Grande, el gobernador  Héctor Astudillo Flores lanzó  un llamado sensato, oportuno y necesario.

Lo planteó en el sentido de que los actuales son tiempos de trabajo conjunto entre autoridades, mucho más allá de partidos políticos.

Y tiene toda la razón. Los problemas que padece Guerrero –insistimos también- no dan pié para distraerse en disputas que tiene que ver directamente con el año venidero, en julio del 2018.

Es bastante el trabajo que tienen el gobernador Héctor Astudillo Flores y alcaldes para enfrentar esos problemas, como para meter freno a sus responsabilidades constitucionales inmiscuyéndose en conflictos político electorales.

Y el mandatario estatal se refirió a eso, precisamente, en Costa Grande. Recalcó que tanto problema en Guerrero no puede ni debe detener a las autoridades en el esfuerzo de encontrar sus soluciones.

Subrayó que “Guerrero tiene que continuar, tiene que seguir adelante en las regiones y sus municipios; tenemos entre todos que aportar” y superar todo lo negativo que ocurre.

Y en ese llamado al gobernador lo acompañaron incluso autoridades y representantes populares del Partido de la Revolución Democrática (PRD), en le referida gira por Costa Grande.

La frase que remachó el mensaje, fue que: “ya vendrán otros tiempos de la disputa partidista, ahora hay que trabajar”.

Y digo que es oportuna la convocatoria del gobernador, porque el proceso electoral concurrente para el 2018 inicia en septiembre próximo, con la instalación de los órganos electorales.

Estamos a dos meses de eso. Y muchos actores políticos ya se consumen en sus pretensiones de tipo político electoral. Está a la vista.

Lamentablemente, parece que  el llamado del mandatario no lo entendieron sus propios correligionarios.

Continúan con sus actitudes y pronunciamientos cargados de especulación, de descalificaciones (no sustentan sus dichos), y hasta de una frustración y desesperación que los exhibe.

Acusan de confrontación a otros cuando ellos mismos la están propiciando. Pero, lo más lamentable, es que ven la paja en el ojo ajeno…y no la viga en el propio.

Ya lo he citado en entregas anteriores. El gobernador no necesita que lo metan en más problemas, cuando hay tantos que trata de resolver en Guerrero.

“Ya vendrán otros tiempos de la disputa partidista, ahora hay que trabajar”: Héctor Astudillo Flores.

Recuérdenlo, señores. ¿O les vale?

A OTRA COSA.-Ojalá y que en el Congreso del Estado se atienda y se resuelva a la brevedad la exigencia para que el secretario de Seguridad Pública (SSP), Pedro Almazán Cervantes, acuda a esa soberanía a explicar lo relacionado con los hechos recientes donde en el Centro de Reinserción Social de Acapulco, murieron 28 internos muertos.

Es justo y necesario que lo haga, porque incluso –extraoficialmente- se ha insistido en que realmente fueron 34 los muertos y decenas de heridos.

Ah, además, sería bueno que se informara cuándo el fiscal Xavier Olea Peláez les hará llegar el informe sobre resultados de la investigación del Caso Armando Chavarría Barrera.

Digo, no vaya a ser que una vez más el fiscal les haya lanzado puras chinanpinas.

Los diputados deberían tener la última palabra en esto, porque el Poder Legislativo lo eligió fiscal. ¿O no? (angelirracar@hotmail.com)

 

Comentarios