Implementan programa especial de atención a la salud para repatriados

Fernando Polanco Ochoa/IRZA
Chilpancingo, Gro., junio 19 de 2017 (IRZA).-
El Seguro Popular implementó un programa especial de atención a los migrantes guerrerenses radicados en Estados Unidos que sean repatriados -deportados- a sus lugares de origen.

Juan Manuel Jiménez Herrera, encargado del Régimen Estatal de Protección Social en Salud (Seguro Popular), informó que esta acción opera en todo el país a través del programa especial denominado “Somos México”.

Explicó que las garitas, ubicadas en la zona limítrofe entre México y Estados Unidos de Norteamérica, cuentan con módulos del Seguro Popular donde proporcionan al deportado una “póliza de afiliación provisional”.

Con esa póliza provisional, el deportado guerrerense tendrá acceso a los servicios de salud en cualquier unidad médica del país, en caso de necesitarlo en su trayecto a su lugar de origen, con cargo al Seguro Popular de esta entidad.

En entrevista, Jiménez Herrera informó que la instrucción del gobernador Héctor Astudillo Flores es que “todo guerrerense que sea repatriado tenga garantizada la salud en su trayecto hasta nuestro estado”.

Ya en Guerrero, agregó, el ciudadano puede recurrir al módulo de afiliación más cercano a tramitar su póliza formal.

Mejorar el servicio médico, el reto
Informó también que en el contexto de la Cruzada Nacional Contra el Hambre, del gobierno federal, han implementado acciones en 38 municipios prioritarios para mejorar la calidad del servicio médico.

Los objetivos son mejorar la calidad de la atención médica y evitar quejas de los ciudadanos. “Tan sólo una queja, para mí ya es mucho. No deberíamos tener ninguna y es la que se grita (inconformidad), y no los que salieron satisfechos”, externó.

Durante los últimos años el Seguro Popular también ha transitado a la atención médica que brinda la red hospitalaria de la Iniciativa Privada y de organismos públicos descentralizados (OPD’s).

Cuenta con convenios de colaboración con los institutos de Cancerología y Oftalmología de Acapulco, así como con los del Niño y la Madre ubicados en Chilpancingo y en Tlapa, región Montaña.

“Esos hospitales deben cumplir la normatividad que establece el gobierno federal para certificarse y pagar esos servicios a través de referencias”, explicó Juan Manuel Jiménez Herrera.

Agregó que en esa estrategia que busca mejorar el servicio médico a los derechohabientes del Seguro Popular, también han establecido convenios con las secretarías de Desarrollo Social y de Asuntos Indígenas y Afromexicanos, y con la Comisión Nacional para el Desarrollo de los Pueblos Indígenas (CDI).

A través de esas instancias han realizado capsulas informativas sobre acciones preventivas en materia de salud en las cuatro lenguas indígenas con presencia en Guerrero: Me´phaa, Na savi (mixteca), Ñomnda (amuzga) y Náhuatl.

También han coordinado acciones para ampliar la cobertura del Seguro Popular en la zona indígena y que su población que no cuente con otro tipo de seguridad social se incorpore a ese programa.

“Es allí donde verdaderamente la gente necesita los servicios. Muchos de ellos (indígenas) ya están dentro a través del programa de Prospera, pero sólo cubren el paquete básico de servicios de salud”, explicó. (www.agenciairza.com)

Comentarios