Está dispuesto a comparecer cuando el Congreso lo decida, asegura Evodio

Chilpancingo, Gro., junio 19 del 2017 (IRZA).- El alcalde perredista de Acapulco, Evodio Velázquez Aguirre, dijo estar dispuesto a comparecer ante el Congreso del Estado si así lo resuelven los legisladores, y aseveró que ante el “golpeteo político, lo único que me queda es trabajar, como siempre lo he hecho”.

El edil porteño estuvo este lunes en la capital del estado para -según él- realizar trámites administrativos y de gestión para el municipio que gobierna, pero también acudió a una reunión a puerta cerrada de más de dos horas con la dirigencia estatal del PRD que encabeza Celestino Cesáreo Guzmán.

Al concluir esa reunión, el alcalde porteño dijo que le explicó a la dirigencia de su partido las tareas de la Conferencia Nacional de Municipios (Conam) que preside y que en julio habrá trabajos de esa agrupación en Guerrero, con la modernización catastral, seguridad, gestión de recursos, entre otros temas.

Añadió que va a pedir además una reunión con la fracción del PRD en el Congreso del Estado, y que ante las críticas y señalamientos constantes del PRI y Movimiento Ciudadano, está dispuesto a comparecer el día que lo citen., “Estoy haciendo mi trabajo a pesar de las condiciones que tiene Guerrero y el país, pero damos buenas cuentas de lo que hacemos. Estoy listo cuando los diputados requieran mi presencia”, aseguró.

Velázquez Aguirre aseveró que no le gusta “el golpeteo” del que está siendo objeto, “no me gustan las formas políticas, como lo hacen, son golpes bajos que no ayudan al mejor desarrollo de los gobiernos y menos en un estado con tantos conflictos como Guerrero”, reprochó.

Señaló que no pidió respaldo a su dirigencia estatal y que él se dedicará a trabajar. “No me interesa entrar en confrontaciones, pero tampoco voy a permitir que se mienta al pueblo de Acapulco y de Guerrero. Lo político que lo atienda el partido”, dijo.

Recordó que el PRI y el Movimiento Ciudadano ya gobernaron Acapulco y que fue oposición en su momento, “fui responsable en mi actuar, nunca fui una piedra en el zapato para nadie, y hoy lo menos que quiero es eso”.

El alcalde perredista aseveró que con 19 meses en el gobierno tampoco le espanta la crítica. “He tenido situaciones complejas y adversas, pero no me espantan. Tampoco voy a poner mordazas a nadie, que lo que se tenga que decir se diga, pero con argumentos y no por temas políticos o por querer ganar espacios”, manifestó.

Agregó que por el momento no ha decidido si va a querer reelegirse en el cargo. “No me caliento antes de tiempo, yo trabajo y lo que diga la sociedad en su momento lo vamos a valorar; no me gusta tener con nerviosismo a ninguno”, externó.

Para finalizar se refirió a los actos que organiza en Acapulco el gobierno del estado y donde a veces no es invitado a participar. “No puedo estar a donde no me convocan”, finalizó. (www.agenciairza.com)

Comentarios