Contabiliza Semujer 26 feminicidios en Guerrero de enero a la fecha: RIOG

Fernando Polanco Ochoa/IRZA
Chilpancingo, Gro., junio 18 de 2017 (IRZA).-
 La Secretaría de la Mujer contabiliza al menos 26 casos de feminicidios de enero a la fecha, informó Rosa Inés de la O García, titular de la dependencia estatal.

Sin embargo, explicó que la cifra varía en función de nuevos casos o conforme va resolviendo la Fiscalía General del Estado, a quien le corresponde definir la figura legal del feminicidio de acuerdo a las características del crimen.

Comentó que en pláticas con el fiscal Xavier Olea Peláez han concluido en que no todos los asesinatos contra mujeres constituyen la figura del “feminicidio”, y que para decretarlo tiene que reunir todos los elementos técnicos.

Agregó que esas características se determinan con base a las investigaciones que realiza la Fiscalía en cada caso, además de que las personas interesadas o familiares de las víctimas deben pedir que se investigue cada caso.

En breve, la resolución sobre alerta de violencia de género
De la O García anunció que están a unos días de que la Comisión Nacional para Prevenir y Erradicar la Violencia contra las Mujeres (Conavim) emita la resolución sobre la alerta de violencia de género que organizaciones civiles solicitaron para ocho municipios de guerrero.

Señaló que las autoridades guerrerenses están atentas al llamado que en cualquier momento pueda emitir el citado órgano que depende de la Secretaría de Gobernación (Segob).

Recordó que el pasado 14 de marzo el gobierno de Héctor Astudillo Flores presentó un informe sobre los 10 puntos que solicitó la Conavim, en relación a las políticas públicas dirigidas a las mujeres para que gocen de una vida libre de violencia.

La funcionaria señaló que esos trabajos fueron encabezados por el secretario general de Gobierno, Florencio Salazar Adame, así como otros programas y acciones que se han puesto en marcha para fortalecer la atención de ese sector.

Paralelamente, explicó que la Semujer ha implementado pláticas en las zonas indígenas donde se practica la venta de niñas y mujeres bajo un régimen de usos y costumbres de esas poblaciones.

“Nosotros hacemos pláticas para que sepan que es un delito. Ellos apelan a sus usos y costumbres, pero siempre y cuando no vulneren los derechos de las mujeres, que son derechos humanos”, expresó. (www.agenciairza.com)

Comentarios