De un infarto murió el hombre hallado en una camioneta

Chilpancingo, Gro., mayo 18 del 2017 (IRZA).- El hombre que la mañana de este jueves fue hallado muerto en el asiento trasero de una camioneta doble cabina en la colonia Progreso, a espaldas del Panteón Central, falleció de un infarto agudo al miocardio, según reveló la necropsia.

Alrededor de las 7:00 horas de este jueves se registró una fuerte movilización policiaca en la calle Nicolás Bravo de la citada colonia, después de que vecinos dieron aviso sobre una persona muerta en una camioneta Nissan tipo Frontier color gris, con placas de circulación HD14542 de Guerrero.

Las especulaciones iniciaron porque en ese lugar han sido dejados varios cuerpos de hombres ejecutados y desmembrados.

La zona fue acordonada por los policías después de que confirmaron que en el asiento trasero de la unidad se encontraba el cuerpo de un hombre sin vida.

“Otro ejecutado o descuartizado, seguramente”, dijo un hombre que pasaba por el lugar cuando vio la movilización y la cinta amarilla con la que acordonaron los efectivos la escena de ese hecho.

Peritos de la Fiscalía informaron que el cuerpo no presentaba heridas de bala y que al parecer, el hombre había sido asesinado por asfixia.

Sin embargo, información obtenida por la Agencia de Noticias IRZA indica que el hombre murió por un infarto agudo al miocardio, además de otras afecciones como gastritis y colitis hemorrágica.

El cuerpo fue encontrado recostado boca abajo en el asiento trasero de la camioneta y sin camisa.

No se sabe aún si la camioneta era de su propiedad o si el cuerpo fue dejado abandonado en la unidad al fallecer.

En las instalaciones del Servicio Médico Forense fue identificado por sus familiares como Neils Sánchez Serrano, de 41 años, originario de la Ciudad de México, pero radicado en Chilpancingo, con domicilio en la calle Baltasar R. Leyva Mancilla, sin embargo, su cuerpo fue trasladado a Mochitlán. (www.agenciairza.com)

Comentarios