A fondo, la investigación de vínculos de la Policía de Zihuatanejo con el crimen

Acapulco, Gro., mayo 18 del 2017 (IRZA).- La Procuraduría General de la Republica (PGR) solicitó al alcalde de Zihuatanejo, Gustavo García Bello, toda la documentación disponible de los 15 policías municipales que fueron detenidos el martes pasado por su presunta vinculación con un grupo delictivo que estaría infiltrado en la Secretaria de Seguridad Publica de ese municipio.

El miércoles García Bello sostuvo que el Ayuntamiento que encabeza entraría a la defensa de los policías que están detenidos por sus presuntos vínculos con la delincuencia organizada.

La solicitud de la PGR se realizó a través de su Subdelegación con sede en ese municipio de la Costa Grande de Guerrero, con el objeto de que se puedan cotejar cada uno de los expedientes para saber si los detenidos son o no policías municipales.

También se dio a conocer que durante las primeras horas de este jueves, al menos 15 agentes de la Subprocuraduría Especializada en Investigación de Delincuencia Organizada (SEIDO), llegaron a Zihuatanejo para investigar sobre las acciones que realizaban las personas que presuntamente trabajaban como policías en la Secretaría de Seguridad Pública municipal y que fueron detenidas el pasado martes y puestas a disposición de la PGR, por su probable vinculación con un grupo de la delincuencia organizada.

De manera extraoficial se informó que los agentes de la SEIDO revisan computadoras y documentos que estaban a cargo de los detenidos, así como al personal administrativo, con el objeto de obtener pruebas que acrediten alguna responsabilidad en relación con actividades ilícitas, como vínculos con el crimen organizado.

El miércoles se dio a conocer que 9 policías fueron liberados al no encontrarles ningún tipo de responsabilidad con los hechos que les imputan, mientras que otros 20 fueron puestos a disposición de la Procuraduría General de la Republica (PGR) para ser investigados por su presunta vinculación con la delincuencia organizada, y otros 31 elementos fueron puestos a disposición de la Fiscalía General del Estado (FGE), para ser investigados por diversos presuntos delitos.

Hasta el momento, ninguna autoridad ha emitido un comunicado oficial sobre la presencia del personal de la SEIDO en las instalaciones de Seguridad Publica en Zihuatanejo, así como tampoco sobre la solicitud de los expedientes con la información de los policías detenidos.

Fuerzas federales policiacas y militares mantienen el control de la seguridad pública en ese municipio, y son los encargados de realizar los operativos de vigilancia junto con integrantes de la Policía estatal y la Marina Armada de México. (www.agenciairza.com)

Comentarios