Impunidad y corrupción han generado la crisis de violencia en el estado: PASB

-Condena el líder de Morena el crimen de dirigente perredista

Fernando Polanco Ochoa/IRZA
Chilpancingo, Gro., abril 20 de 2017 (IRZA).-
Al abandonar el funeral del secretario general del PRD, Demetrio Saldívar Gómez, el dirigente estatal del Movimiento Regeneración Nacional (Morena), Pablo Amílcar Sandoval Ballesteros, afirmó que la “crisis de violencia” que flagela al estado es producto de la impunidad y la corrupción del régimen político actual.

“Vemos falta de acceso a la justicia de todos los guerrerenses”, dijo el dirigente político en referencia al contexto violento de Guerrero, el cual ha alcanzado a la clase política en las últimas dos semanas.

Pablo Amílcar, nieto del emblemático luchador social Pablo Sandoval Cruz, acudió al funeral del dirigente perredista, donde cruzó un breve saludo con la secretaria general del Comité Ejecutivo Nacional del PRD, Beatriz Mojica Morga.

Se solidarizó con los deudos de Saldívar Gómez y se sumó a la exigencia generalizada de justicia para ese y para todos los homicidios dolosos ocurridos en la entidad durante los últimos años, cuyo contexto sintetizó en una “crisis humanitaria”.

Consideró que el asesinato del dirigente perredista “enrarece el clima político” del estado ante la cercanía del proceso electoral del 2018. “En 2015 vivimos un estado de terror en Guerrero en torno a elección y ahora se perfila algo similar”, alertó.

“Es una crisis que intenta sembrar terror y por eso es igual de importante el caso de un ciudadano normal que no sea político. Hemos exigido que los políticos no tengan privilegios ni fueros distintos a los ciudadanos; igualdad de condiciones”, dijo.

En vida, Demetrio Saldívar, ex diputado en la 56 Legislatura Local, manifestó su confianza en la unidad de los todas las fuerzas de izquierda en torno al proyecto de nación del líder nacional de Morena, Andrés Manuel López Obrador.

Cuestionado sobre la posibilidad de formalizar una coalición electoral con el PRD para la elección presidencial del 2018, Pablo Amílcar Sandoval Ballesteros reiteró su rechazo a ese proyecto.

“Tenemos una posición definida desde antes. Es necesario que se impulse un cambio desde diferentes puntos del espectro político. La unión con la gente de izquierda y con la gente que cree en el cambio”, señaló.

-¿No con los emblemas políticos? -se le preguntó.

“Nosotros no le apostamos a eso. La militancia, la gente de carne y hueso, las bases del pueblo es lo que finalmente importa. Es importante mandar un mensaje a la gente que está sufriendo esta crisis de violencia”, señaló.

Porque consideró que no es realmente la clase política la que sufre la incesante violencia que afecta al país y al estado, sino a la población en su conjunto.

“Este estado y país está al borde de reventar, está en una crisis terminal el sistema político, pero está generando violencia con el pueblo”, expresó.

 

El fiscal debe renunciar
El líder estatal de Morena también demandó la renuncia inmediata del titular de la Fiscalía General del Estado, Xavier Ignacio Olea Peláez, porque “no está a la altura del desafío que tiene en Guerrero”,

“Es necesario que haya cambios profundos en Guerrero y sobre todo en su política de seguridad”, indicó, y añadió que la centralización de los recursos y de las fuerzas policiacas no tienen sentido en el sistema federalista del país.

Donde el gobierno estatal culpa a los municipios y a la federación de no cumplir con su parte en cuanto a la seguridad pública, y el gobierno federal “se lava las manos”, pero todos al mismo tiempo, sostuvo, debilitan a las policías comunitarias.

“Hay convivencia obvia con el crimen organizado y se genera una impunidad rampante en el estado. Hay 99 por ciento de impunidad, es el más alto en todo el país y tememos una crisis humanitaria que está sufriendo el estado”, reiteró. (www.agenciairza.com)

Comentarios