Contexto Político por Efraín Flores Iglesias: AMLO y el candidato que respaldó en 2012… en Iguala

 

Entiendo la rabia de algunos fans de Andrés Manuel López Obrador. Sé que les incomoda que se le cuestione a su mesías, pero sobre todo, entiendo que el 2018 es la última oportunidad que tienen para ver cristalizada su “República Amorosa”.

Durante las últimas 24 horas he recibido infinidad de insultos en algunos grupos de Facebook. De verdad, los entiendo. E insisto: no todos los simpatizantes de López Obrador son intolerantes. Conozco a varios amigos que simpatizan con su causa y son respetuosos de la crítica periodística.

Y pasando a otro tema, ayer quedó pendiente el tema de José Luis Abarca Velázquez, ex alcalde de Iguala y actualmente preso en el penal federal de El Altiplano, Estado de México, ya que es señalado junto con su esposa María de los Ángeles Pineda Villa (también recluida en un penal), de ordenar la noche del 26 de septiembre de 2014 la desaparición de estudiantes de la Normal Rural de Ayotzinapa.

El gobernador en ese entonces era Ángel Aguirre Rivero, cuyo gobierno protegió al matrimonio imperial para darse a la fuga. Y que conste, existe un audio en donde se escuchan las voces de Abarca y el secretario general del gobierno aguirrista, Jesús Martínez Garnelo, quienes acordaron una reunión el lunes 29 de septiembre a las 14 horas en la oficina del funcionario estatal en el Palacio de Gobierno de Chilpancingo. Al día siguiente, Abarca y su esposa huyeron de Iguala.

A López Obrador no se le imputa que tenga que ver con las acciones realizadas por Abarca como alcalde. Lo que se le cuestiona es el apoyo político que le brindó en la elección de 2012, año en que ambos contendieron bajo las siglas del PRD, Movimiento Ciudadano y el PT; el primero por la Presidencia de la República y el segundo por la Alcaldía de Iguala.

Aunque bien vale señalar que el tabasqueño fue alertado en 2012 de que José Luis Abarca y su esposa tenían ligas con el crimen organizado, pero le valió y se atrevió a decir que “no podía hacer nada” para impedir que el empresario joyero fuera candidato a la Alcaldía.

Así lo aseguró el ex diputado local del PRD y adversario de Abarca en la elección interna por la Alcaldía, Oscar Díaz Bello, quien en entrevista con Adela Micha, de Grupo Imagen Multimedia, el 28 de octubre de 2014 dijo:

“Yo lo abordo en su camioneta. No me quiso dar una entrevista, la gente que en su momento me apoyaba —para ser el alcalde de Iguala— se pone enfrente para no dejarlo pasar. Él (López Obrador) baja la ventana de su camioneta, él iba manejando frente a la iglesia, aquí en el centro de la ciudad. Yo me le acerco y le entrego la carpeta (donde le informa que él estaba arriba en las encuestas y no Abarca, y le entregó copias de un ejemplar de la revista Proceso, de 2009, donde salió la familia de María de los Ángeles Pineda donde involucraban a José Luis Abarca)”.

—¿Y qué le responde? –se le preguntó a Díaz Bello.

“Que él no podía hacer nada. Que ya las cosas estaban así y que él no podía hacer nada. Y que yo tratara de ver a los presidentes del Comité Estatal y del Comité Nacional”.

“¿Así le dijo, ‘yo no puedo hacer nada’?”

—Así es, “yo no puedo hacer nada”.

Díaz Bello dijo que en su momento también informó al Comité Estatal y al Comité Nacional de su partido.

 “Yo informé al Comité Estatal y al Comité Nacional que podrían tener problemas con este personaje y, en su momento, nadie me escuchó, siguió adelante.”

Además, señaló que Abarca “siempre estuvo abanderado por Lázaro Mazón Alonso y éste por Andrés Manuel López Obrador”. ¡Zas!

O sea, AMLO sí sabía que su amigo Lázaro Mazón –el que era su gallo para la gubernatura para el 2015– impulsaba en ese entonces a un supuesto miembro del grupo delictivo “Guerreros Unidos”, los que atacaron y desaparecieron a los normalistas de Ayotzinapa.

Por cierto, el 13 de mayo de 2012, el diario El Sur publicó: “Al término de su discurso de ayer en Iguala, Andrés Manuel López Obrador convocó a los perredistas, petistas, de Movimiento Ciudadano y de Morena a votar y promover el voto y convertirse en protagonistas. Convocó a todos los asistentes a apoyar a los candidatos de la coalición, lo que dio lugar a consignas en favor del desplazado precandidato a alcalde Oscar Díaz Bello, quien supuestamente le entregaría otro documento a López Obrador solicitándole su intervención para que el candidato a la alcaldía de Iguala sea él y no José Luis Abarca. Mientras López Obrador convocaba a votar por todos, los seguidores de Abarca coreaban ‘¡unidad, unidad!’. En tanto que los de Díaz Bello gritaban ¡‘Oscar, Oscar, Oscar’!

“Les dijo a todos que en la democracia siempre hay polémica, discrepancias, inconformidades, que sólo en las dictaduras hay imposiciones. Vamos a unirnos para salvar al país”.

La nota también refiere que “a unos pasos de la escalera de acceso al templete se encontraba José Luis Abarca Velázquez, virtual candidato a la alcaldía de Iguala. Con él se encontraban su esposa, así como sus seguidores, todos con playeras alusivas a López Obrador. Cuando López Obrador llegó, después de haber recorrido más de 30 metros saludando a la gente de ambos lados de la valla que poco a poco se deshizo y lo rodeó, Abarca Velázquez saludó al candidato”.

Y fue en esa tarde en que López Obrador y Abarca se tomaron la foto en Iguala, misma que Antonio Tizapa exhibió en una cartulina durante el mitin que el líder de Morena encabezaba el lunes 13 en Nueva York, el cual le causó molestia y tachó al padre de uno de los normalistas desaparecidos de “provocador”.

Queda claro que AMLO pudo haber evitado que Abarca fuera candidato del PRD y alcalde de Iguala, pero no le importó. Le hizo caso a su amigo Lázaro Mázon.

Comentarios: E-mail: efrain_flores_iglesias@hotmail.com; Facebook: Efraín Flores Iglesias; Twitter: @efiglesias

 

 

 

 

 

 

 

 

Comentarios