Sostiene Pedro Almazán que van a la baja índices delictivos en Guerrero

Chilpancingo, Gro., noviembre 15 del 2016 (IRZA).- A pesar de que la percepción ciudadana indica que la inseguridad se mantiene a la alza, en una cifra por encima de la media nacional, el secretario de Seguridad Pública del estado, Pedro Almazán Cervantes, afirmó lo contrario y sostuvo que de acuerdo a sus estadísticas van a la baja los índices de delictivos en Guerrero.

El funcionario estatal aprovechó su comparecencia en el Congreso local para pedir a los diputados que en el presupuesto del 2017 a su dependencia destinen recursos extraordinarios para la contratación de policías, adquisición de armas y patrullas, así como para infraestructura penitenciaria, o que se revistan “esquemas de financiamiento”, es decir, recurrir a la inversión privada.

Señaló que el principal reto en su área de competencia “es revertir los niveles de violencia, sin soslayar la transformación y profesionalización urgente de los policías y de la consolidación del sistema penitenciario”.

Y, a pesar de ser el único secretario de despacho que viene desde la pasada administración estatal que encabezó Rogelio Ortega Martínez, aseveró que en este primer año del gobierno de Héctor Astudillo Flores “recibimos con un gran rezago y abandono institucional la dependencia”.

“Por la problemática de la inseguridad la prioridad es el fortalecimiento de las policías municipales; de tener una policía estatal como se decida en el ámbito federal, ya sea mixta o estatal, es prioritaria la homologación de la ley de Seguridad”, añadió.

El funcionario urgió a los diputados a buscar un esquema de financiamiento de proyectos estratégicos de seguridad, de rehabilitación de centros penitenciarios, la construcción de un centro penitenciario para mujeres, la expansión de redes de telecomunicaciones, la creación de un grupo aéreo móvil de respuesta inmediata y la construcción de un C5 para atender en tiempo real emergencias.

Pedro Almazán puntualizó que se requiere de una “inversión de importantes sumas de recursos financieros al presupuesto de Seguridad Pública, el cual es modesto, y la mayor parte se contempla para el gasto de nómina. En este primer año se puso en marcha un programa especial de prevención del delito, y uno de los mayores logros es la creación del primer batallón de policía acreditable con 470 elementos que se fueron a Acapulco”.

Afirmó que se capacitó a la totalidad de policías estatales y municipales para la implementación del nuevo sistema de justicia penal, se consolidó la policía de unidad procesal, y “para abatir los índices delictivos se implementaron operativos conjuntos en principales ciudades y comunidades con mayores índices de violencia”.

Agregó que la policía brindó “atención especial a movimientos sociales que han sido generadores de inestabilidad, especialmente los grupos armados al margen de la ley; se han evitado las confrontaciones directas, ya no vandalizan edificios públicos, se logró tener un ambiente de mayor certidumbre para la sociedad, nueva estrategia de seguridad conjunta donde participan los tres niveles de gobierno, con especial interés en Acapulco, Chilpancingo, Iguala, Chilapa, Coyuca de Benítez y Zihuatanejo”.

En este punto dijo que “aún con los altibajos de datos estadísticos, en septiembre disminuyó la incidencia delictiva en esas ciudades que, en conjunto, concentran el 60 por ciento de asesinatos. Los retos en materia de seguridad siguen siendo enormes y el presupuesto es insuficiente, no hay policías suficientes, esforcemos en conseguir recursos federales o, en su defecto, esquemas de financiamiento, (porque) los niveles de violencia podrían llevar a las sociedad al hartazgo y desconfianza en el gobierno, además de ser un pretexto para grupos civiles se armen y den seguridad”.

Se refirió lo anterior en referencia a las policías comunitarias y, en especial, a las que operan desde Tierra Colorada, el Valle de El Ocotito, y añadió que “hemos mantenido apertura de diálogo con las policías comunitarias aún cuando no están amparadas en la ley, (porque) buscamos evitar la confrontación”.

Y presumió que “hay una disminución de índices de violencia; en este primer año se aseguraron 24 objetivos criminales prioritarios que han generado violencia en la entidad”.

Dijo que con las fuerzas federales y militares se han detenidos a dos mil personas por delitos contra la salud, a mil 200 personas con órdenes de aprehensión y la liberación de 58 personas que estaban secuestradas

Añadió que el diagnóstico que tiene del sistema del sistema penitenciario es que hay una sobrepoblación del 30 por ciento, y que “hay la necesidad urgente de expandir centros penitenciarios, mantenimiento a los que hay debido al deterioro y abandono; su capacidad es de 3 mil espacios, (pero) hay 4 mil 952 internos, (y) se han establecido medidas para evitar hacinamiento”.

Finalmente reveló que en la Tierra Caliente y la Zona Norte hay elementos de la Policía Federal y que, de acuerdo a los exámenes de control de confianza que han aplicado en Guerrero, mil 800 policías estatales y municipales no aprobaron exámenes, pero no han sido separados del cargo, porque no hay recursos para liquidarlos administrativamente y se está buscando reacomodarlos en otras áreas de la administración pública. (www.agenciairza.com)

Comentarios

One thought on “Sostiene Pedro Almazán que van a la baja índices delictivos en Guerrero

  1. Por favor!!! cuánto cinismo de estas personas, ustedes creen que si de verdad estuviera capacitada en su totalidad toda la policial estatal como asegura el secretario de seguridad pública del estado,la situación seria otra y en referencia a los famosos operativos conjuntos solo son para hacer presencia, No hay resultados de esta dependencia y de seguir en el cargo el actual secretario no mejorará la situación
    Guerrero necesita gente capaz, honesta y sobre todo con: VALOR,AMOR A LA PATRIA
    Déjense de SIMULACIONES

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *