Hallan ejecutado y desmembrado al comandante de la PIM levantado el jueves en Teloloapan

Iguala, Gro., enero 29 de 2010 (IRZA).- Después de que la noche del jueves fue levantado por un comando armado frente a la Comandancia de la Policía Investigadora Ministerial de Teloloapan, de la que estaba a cargo, esta mañana de viernes, en el crucero que conduce al balneario “Río Escondido”, a unos 300 metros de la carretera federal Teloloapan-Iguala, fue hallado el cadáver del jefe policiaco Bernabé Francisco Jiménez Salgado, ejecutado de 33 balazos y desmembrado.

Alrededor de las 7 de la noche del jueves, dos sujetos desarmados se introdujeron a la Comandancia de la PIM, en Teloloapan, y pidieron al jefe policiaco que saliera a la calle Cinco de Mayo de esa ciudad para conversar, pero después de unos minutos, un comando armado llegó hasta donde se encontraban dialogando y se lo llevó a bordo de una camioneta de lujo con rumbo desconocido.

Valentín Díaz Reyes, director de la PIM, informó que después del levantón de Bernabé Francisco Jiménez Salgado, solicitaron apoyo al Ejército Mexicano y se abocaron a dar con su paradero con resultados negativos, hasta que a las 10 de la mañana de este viernes encontraron su cadáver sin un brazo y sin parte del tórax, y alrededor del cuerpo, 33 casquillos percutidos de fusiles AK-47, AR-15 y 9 milímetros.

El cadáver del comandante de la PIM en Teloloapan, fue trasladado al Servicio Médico Forense de Iguala sin que se apersonara el agente del Ministerio Público del Fuero Común al lugar donde hallaron el cadáver para realizar las primeras diligencias, confirmó una fuente.

El Servicio Médico Forense es resguardado por elementos de esa corporación, apoyados por policías estatales y municipales.

Se destaca que el 28 de junio del año de 2006, Bernabé Francisco Jiménez Salgado fue atacado con rafagas de alto poder cuando se encontraba en su casa, ubicaba en andador Lagunas Capulín, en Ciudad Renacimiento, en Acapulco, de donde también fungió como coordinador de la PIM, donde sólo resultó herido, y afuera de su vivienda se encontraron al menos 300 casquillos percutidos de AR-15, AK-47 y 9 milímetros.

En esa ocasión, Bernabé Francisco Jiménez Salgado resultó herido y fue trasladado al hospital privado Magallanes, de Acapulco, escoltado por elementos del entonces  operativo México Seguro, de donde horas más tarde fue dado de alta por los rozones que recibió: uno en el brazo izquierdo y otro en la pierna derecha.

Ese mismo día, Bernabé Francisco Jiménez Salgado renunció al cargo en la coordinación de la PIN en Ciudad Renacimiento y se fue del país.

En el 2009, después de que el, en ese entonces, coordinador de la PIM en Teloloapan, Sergio Quezada Villa también había sido levantado y desaparecido hasta la fecha, Bernabé Francisco Jiménez Salgado fue asignado a ese cargo en esa jurisdicción. (www.agenciairza.com)

Leer más sobre: